Toggle Nav

Filtros

Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-11 de 88

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

Artículos 1-11 de 88

por página
Fijar Dirección Descendente

Filtros de riego

Los filtros de riego son utilizados con la finalidad de proteger y mantener en correcto funcionamiento los sistemas de riego por goteo. Sirven para acabar con la posible obstrucción de los goteros o de la cinta de riego.

¿Qué tipos de filtros de riego hay?

Existen diferentes tipos de filtros de riego, para elegir nuestro filtro adecuado debemos tener en cuenta diferentes factores. Estos factores son: las características del agua, el tamaño y el caudal necesario.

También, a la hora de elegir nuestro filtro de riego, es importante conocer el micraje. El micraje es una medida que nos indica el grado de filtración en filtros de malla o anillas, a mayor micraje menor capacidad para filtrar. El micraje más habitual en agricultura es de 130 micrones (120 mesh).

Los diferentes tipos de filtros de riego son los siguientes:

Filtros de malla para riego

Los filtros de malla para riego son de los más utilizados por los agricultores. Su funcionamiento es sencillo, cuentan con una red con pequeños agujeros, el agua pasará a través de estos agujeros. Con estos filtros conseguiremos eliminar las partículas de mayor tamaño.  Son una gran opción para utilizar en aguas no muy sucias o como elementos de seguridad después de hidrociclones, equipos de fertirrigación o filtros de arena.

Los filtros de malla son especialmente recomendados para retener partículas de origen mineral, ya que la materia orgánica que cuenta con una estructura más fibrosa se cuela a través de los agujeros de la malla.

Una de las principales ventajas de los filtros de malla es que suelen ser más económicos, sobre todo en grandes caudales.

Filtros de arena para riego

Los filtros de arena para riego ofrecen una solución ideal para la filtración de agua sin necesidad de retrolavado.

El funcionamiento de los filtros de arena es bastante simple. La filtración con la tecnología de arena se produce por retención física de la suciedad. La suciedad queda atrapada entre los huecos que forman los granos de arena a través de toda la capa filtrante. Se trata de un sistema de filtración en profundidad, por lo es el sistema más eficaz de filtrado. Además, es apto para aguas muy contaminadas y sucias.

La arena es un agente filtrante fabuloso, ya que es capaz de eliminar sólidos, inorgánicos y orgánicos, de reducido tamaño por el efecto de las fuerzas eléctricas provocadas por el rozamiento de los mismos al pasar el agua a través de la zona de filtración.

En estos filtros, el agua debe circular a poca velocidad, ya que si circula a alta velocidad aparecerán canales de paso preferente que provocan que no se lleve a cabo la filtración.

En cuanto a pérdida de carga, con este sistema de filtrado se produce una leve pérdida provocada por el uso de brazos colectores en la salida del agua filtrada.

Filtros de anillas para riego por goteo

Los filtros de anillas están formados por una carcasa metálica o de plástico en la que se encuentra una masa de filtro que consiste en diferentes anillas con una superficie en zig-zag, apilados de manera firme alrededor de un soporte. La capacidad de filtración viene dada por el zigzagueo de la superficie de las anillas.

Las anillas pequeñas tienen una pequeña ranura en ambos lados con un tamaño específico de micras. Cuando las anillas se apilan, la ranura de la parte superior fluye frente a la ranura subyacente, lo que crea un elemente de filtración, que junto con un grupo de ranuras intersectante, consigue atrapar materias sólidas.

Durante el proceso de filtrado, las anillas se comprimen mediante una mezcla de potencia elástica y presión diferencial, lo que provoca un alto grado de eficiencia en el proceso de filtración.

Este tipo de filtro es ideal para aguas de calidad media o mala, aguas de pozos o embalses. Existen filtros de anillas manuales y automáticos. Su instalación, al igual que su mantenimiento y limpieza, es muy sencillas. Las anillas son bastante resistentes por lo que no tendremos que cambiarlas de manera periódica.

Para limpiarlos de manera manual, basta con desmontar el cartucho de anillas y limpiarlo con un chorro de agua a presión sobre las anillas separadas. Para limpiarlo más a fondo, se recomienda bañarlo en cualquier ácido diluido como el hipoclorito sódico.

Si tienes dudas sobre cuál es el filtro que más se ajusta a tus necesidades y a las de tu sistema de riego, ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros agentes especializados en el sector te asesorará durante todo el proceso de compra para que puedas conseguir el mejor filtro para tu sistema de riego.

Únete a nuestra Comunidad